A mi padre… por todos los días

Creo que no hay nadie en el mundo a quien más admire que a mi padre.

Siempre ha habido química entre nosotros. Soy la única niña de la casa. Tengo dos hermanos chicos. Me dicen que soy su ojito derecho pero yo pienso que es ecuánime con todos.

 

Le admiro por cómo quiere a mi madre. Le quiero por cómo me entiende y me conoce. Es mi ejemplo por todo lo que sabe. Físico, Pedagogo y Teólogo. Y encima humilde y sencillo de corazón. ¡Estoy detrás de él para hacerle una entrevista pero no me hace ni caso! Su visión de la vida me orienta en la mía. La foto es su rutina diaria.

Hay dos momentos que me vienen a la memoria.

Uno es el día que me casé. Ya estaban todos yendo a la iglesia y nos quedamos un momento solos en casa y me dijo…”Te hemos educado para que vueles, y ahora llegó tu momento” Esas palabras me marcaron para siempre.

Y otro momento que recuerdo de cuando era niña es esta canción, que es el vídeo de la semana. Nos la cantaba en casa y es una de sus frases. “Don’t worry, be happy” Define perfectamente su espíritu.

Gracias papá por ser el mejor padre que jamás haya podido tener. Perdona por mi errores que son muchos. Sabes lo mucho, muchísimo que te quiero.

¡Felicidades a todos los padres! A los que se han estrenado. A los que hacéis como tales. A los que están en el Cielo también. Por la huella eterna que han dejado. ¡qué importantes sois para los hijos!

Y al padre de mis hijos, Jorge,  por tu total entrega a nuestra familia.

 

Don’t worry, be happy….

Deja un comentario

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR