Carta a María Paramés

No va a poder haber en la Historia de este Diario un vídeo con tanto amor de una madre a un hijo. Gracias María Parames, madre de José Amián, por darme tu consemiento para publicar este vídeo.

Querida María:

Con el corazón aún encogido y sintiendo profundamente todo lo que ha pasado te quiero preguntar cómo lo has hecho. Cómo has conseguido que vuestro hijo José haya sido un ángel en la Tierra y ahora en el Cielo. Cómo es posible que vuestro hijo José sea el mejor ejemplo para todos los adolescentes, para todos sus amigos, para toda su familia.

Dime, por favor, como padres, como educadores, qué tenemos que hacer.

Me cuentan que José era un ser excepcional.  Que amaba la vida, a su familia, a sus amigos, el baloncesto, a Belén. Y que todo a él le volvía pero multiplicado. Porque a él también le querían. Mucho. Su despedida ha sido un derroche ingente de cariño, de tristeza, de dolor, de enseñanza. Así lo han demostrado todos sus compañeros con infinitos gestos profundamente sentidos cada día, por inicitiava propia, improvisando un altar que ha sido el refugio de todos hasta el acto de graduación que fue ayer. Su partida ha conmovido todos y cada uno de nuestros corazones.

Si José eligió a Belén para compartir su vida seguro sería porque ella también es un ángel. Un ser con luz que nunca se apaga. Desde este humilde Diario un abrazo enorme y sentido también a su familia.

 

Hoy quiero pedir a Dios que el mundo se inunde de Josés Amián y de muchas Belenes Jordana. Que las escuelas se llenen de jóvenes como ellos. Que nuestros hijos miren por sus mismas gafas la vida y que lleguen así de felices al final de sus días como han sido ellos. Exprimiendo la vida y dándose a los demás.

 

Ese es su legado. Esa ha sido su misión. Su ejemplo de vida. Marcarnos a todos, eso también les hace grandes, incluso sin conocerles, aún doliéndonos y hacernos entender que la vida es un regalo, que estamos de paso.  Que nada es nuestro; ni siquiera los hijos. Son de Dios.

Gracias María por vuestro ejemplo como padres. Por la familia tan especial que habéis formado.  Por la grandeza inmensa de vuestra fe. Yo como madre también quiero parecerme a ti.

Familia Ignaciana enhorabuena por vuestros dos mejores alumnos del 99 con Matrícula de Honor.

Que la fuerza de su Espíritu os acompañen siempre y como dice su canción no se han ido…os están esperando.

Con todo mi cariño y respeto,

Elena García.


“Homenaje de María Paramés a su hijo José”

´

“Gracias por vuestro apoyo y consuelo. Gracias a mis sobrinos que han adaptado esta poesía que mi amigo Javier Sánchez del Campo hizo para nosotros minutos después del accidente en el que se fueron al cielo nuestro hijo José Amián y su novia Belén Jordana de Pozas. Gracias a nuestros queridos sobrinos Guillermo, Blanca y Soledad García Amián que cantan como los ángeles esta preciosa canción. Gracias a mi equipo de bankinter que ha producido el vídeo. Gracias a Taburete por ser el grupo favorito de Belén y José. Gracias por prestarnos la música de su canción “Amos del piano bar”. Gracias familia, amigos, Colegio Nuestra Señora del Recuerdo y sobre todo, gracias a José por estar con nosotros 17 años y medio en la tierra. Ahora estás, pero en el Cielo y con Belén. Tus padres.”

 ” disfruta la vida, es más tarde de lo que crees”

consejo chino

 

4 comentarios

  1. Anónimo dice: Responder

    Elena, soy María Paramés y me encuentro ahora por internet este increíble comentario que realizas de mi hijo José, de Belén y de mi familia. Gracias por ser tan tremendamente sensible y generosa conmigo. Es cierto que José es alguien que en la tierra y en el cielo nos acompaña, nos da fuerzas y nos llena el corazón. A la vez es cierto que le echamos mucho de menos y que nos cuesta mucho acostumbrarnos a no poderle abrazar cada día. Un abrazo enorme

    1. Querida María!
      ¡Qué ilusión saber de ti! ¡Qué honor tu presencia! Y qué emocionantes tus palabras. ¡Muchísimas gracias! Pienso en vosotros muchas veces. Sois una familia que me habéis tocado el corazón. Porque tanto vosotros como tu hijo José y Belén sois ejemplo para todos nosotros. José os cuida desde el Cielo y mantener su recuerdo vivo ayuda a sentirle más cerca. Con todo mi cariño, profunda admiración y respeto os mando un abrazo enorme. Elena.

  2. Maria Tersa dice: Responder

    Precioso homenaje de amor a un hijo, lo que más de quiere en este mundo. Que pareja tan bonita se ha ido de aquí. Seguro que arriba están haciendo mucho bien.

    1. Anónimo dice: Responder

      Muchas GRACIAS María Teresa por tu comentario. Desprendes sensibilidad con tus palabras. Y gracias por seguirnos. Sois la razón de este blog. Elena.

Deja un comentario

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR