¿Está mi hij@ en su talla?

Hoy vamos a hablar de un tema que os preocupa y por el que preguntáis en la consulta: los percentiles.

Los percentiles son una medida estadística. Cuando vemos una gráfica es como si estuviéramos representando una fila de 100 niños/as de la misma edad, ordenados según su peso y talla, de mayor a menor.

“Datos teóricos”

Existen 7 percentiles en la gráfica: p3, p10, p25, p50, p75, p90 y p97.

Son las tablas o curvas de crecimiento que se usan en Pediatría para valorar el desarrollo pondero-estatural (peso y talla) y nutricional de los bebés y niños de 0 a 18 años, en referencia a unos valores normales de una misma edad y sexo.

Oscilan entre el valor p3 y p97, siendo todo este rango entre ambos comprendido normal. El niño sano más pequeño sería el p3 y el niño sano más grande sería el p97.

Aunque puede haber niños por debajo o por encima de estos percentiles y también ser niños sanos. Por ejemplo, los niños prematuros o nacidos con un bajo peso y que estén en el p3 de la gráfica; y niños que estén por encima del p97 en peso y talla por ser niños grandes.

 


En España, en las consultas de Pediatría utilizamos las curvas y tablas de crecimiento de la Fundación Faustino Orbegozo. Las tablas se dividen en curvas de crecimiento para niños/as de 0 a 2 años y de 2 a 14 años, aunque también existen hasta los 18 años.

También disponemos desde el 2006 de unas gráficas elaboradas por la OMS con pesos de niños alimentados con lactancia materna de 6 países y culturas diferentes (EEUU, Brasil, India, Ghana, Omán y Noruega). Se valora la evolución del peso semanalmente hasta los 3 meses de vida y posteriormente se realiza el seguimiento mensualmente hasta los 2 años de edad.

 


Tanto las gráficas de Orbegozo como las de la OMS son de distinto color según sean niño (azul) o niña (rosa), pues su desarrollo no es igual.

                                                                       

  Fotos: SlideShare

En una gráfica de percentiles lo que vemos son varias líneas y cada una de ellas se hayan encuadradas dentro de un eje horizontal y vertical. tiene asignado un número (p3, p10, p25, p50, p75, p90, p97).

La línea central, cuyo trazo es más grueso, corresponde al p50. No es el percentil ideal, sino que refleja que la mitad de lo/as niños/as pesan más y la otra mitad menos.

El eje vertical corresponde al peso/talla (en kg para el peso y cm para la talla) y  el horizontal la edad (en semanas, meses o años, según la gráfica que estemos usando).

 


Hasta los 2 años también utilizamos gráficas para ver la evolución del perímetro cefálico. Un peso y una talla aislados no nos darían información sobre el desarrollo de un bebé o niño/a, ya que habría que ver la evolución en un periodo de tiempo, dado que los bebés y niños/as no crecen formando un arco regular y perfecto, pues puede haber fluctuaciones de percentiles siendo normal ver una bajada o una subida de los mismos, la mayoría de las veces, cuya causa puede ser un proceso agudo o enfermedad en el niño/a, en el caso del peso.

Tampoco nos orientaría conocer sólo el peso de un bebé o un niño/a sin conocer la talla, pues debe de haber una correlación entre ambas.

Las gráficas nos informan sobre el estado nutricional y de la constitución del niño (si es un niño alto y delgado, o tiene sobrepeso…)


Recién nacidos

 

El peso y la talla de los bebés recién nacidos viene determinado por factores como la edad gestacional, la alimentación de la madre durante el embarazo, la herencia genética, enfermedades de la madre durante la gestación (diabetes, algunas infecciones, …), la edad de la madre, consumo de tabaco, alcohol y otras drogas, estrés,…

 


Se puede nacer con un percentil alto de peso e ir bajando progresivamente hasta colocarse en su percentil o a la inversa, aunque como hemos dicho, éstos pueden oscilar. Los recién nacidos a término (entre las 40 y 42 semanas de gestación) suelen tener un peso entre 3 y 4 kg (considerando bajo peso a los bebés por debajo de 2,5 kg y de peso excesivo a los de más de 4 kg), y una talla entre 48 y 52 cm.

Los bebés, durante los primeros 3-10 días de vida, suelen tener una pérdida de peso fisiológica o normal, que no debe superar el 10% del peso al nacimiento, para recuperarlo posteriormente entre los 10 y 15 días, y seguir engordando:

  • En las primeras 6 semanas de vida unos 20 gr/día.
  • De 6 semanas a 4 meses, la ganancia es de 100 a 200 gr semanales.
  • De 4 a 6 meses engordan entre 80 y 150 gr semanales.
  • De 6 a 12 meses, el aumento de peso es 40 a 80 gr semanales.

 


Lactancia materna

Hacia los 4 ó 5 meses suele apreciarse un estancamiento o incluso un falso descenso en las gráficas de peso utilizadas (Orbegozo), haciendo pensar a la madre que da lactancia materna que su leche ya no es suficiente para alimentar a su hijo, lo que puede desencadenar en el abandono de la lactancia materna.

Si miramos en las gráficas de la OMS (hechas para niños/as alimentados/as con lactancia materna) comprobaremos que el bebé sigue teniendo una evolución de peso adecuada y puede continuar con lactancia materna exclusiva hasta los 6 meses. Hacia los 6 meses suelen duplicar el peso del nacimiento y triplicarlo al año

Hasta los 2 años se medirá a los niños tumbados en las revisiones


Talla o estatura

Una estatura baja puede ser debida a un patrón familiar. Si el profesional de Pediatría observara que existe un estancamiento en el crecimiento en un periodo de tiempo, considerará la realización de alguna prueba.

En el primer año de vida, el bebé puede crecer una media de 2 cm al mes llegando a crecer uno 25 cm en el primer año de vida. Es el período de mayor crecimiento en nuestra vida.

Entre el primer año y los 2 años de vida aumentan unos 12 cm (aproximadamente 1 cm por mes). De los 2 a los 3 años el incremento es de unos 6 a 8 cm. A partir de los 4 años y hasta el inicio de la pubertad, se produce un crecimiento más lento y estable, en torno a unos 4 cm de media por año, a partir de los 6 años.


Consejo práctico

Los percentiles no deben obsesionar a los padres, de manera que un descenso puntual en el peso sea algo que deba preocupar. Será el profesional de Pediatría el que deberá valorar si el niño va bajando progresivamente varios percentiles en peso y talla, sin que haya una causa que lo justifique. Cada niño crece a su propio ritmo, existiendo una gran variabilidad de pesos y tallas en niño/as sanos/as y dentro de parámetros normales de una misma edad.

Podemos verlo en una clase escolar donde nos encontraremos niño/as altos/as, bajos/as, grandes, pequeños/as, delgados/as…


Recomendaciones

Es importante llevar a los niños a las revisiones del Niño Sano en los Centros de Salud, donde el equipo de Pediatría harán el seguimiento y control de su desarrollo, y serán los encargados de interpretar las gráficas de los percentiles.

Conclusiones

  1. Un niño/a que está en un p25 de peso quiere decir que, 75 niños/as de su misma edad y sexo pesan más y 25 niños/as con sus mismas características, pesan menos.
  2. Si nos referimos a la talla, un niño/a que se encuentra en el p10, significaría que 90 niños/as serían más altos/as que él y 10 más bajos/as.
  3. También existen gráficas para niños prematuros y niños con síndrome de Down, debido a que su crecimiento es distinto.

 

Espero que este post os haya sido útil y resuelva las dudas que pudierais tener respecto a los percentiles. Cualquier duda podéis dejar vuestros comentarios abajo.

¡Nos leemos en la próxima entrada!

Carmen

P.D. Gracias a Isabel Ruiz, mi prima, que formó parte del equipo de Orbegozo Eizaguirre. Elena.

Deja un comentario

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR