Mamá…. Adivina cuánto te quiero

Me llamo Elena por mi abuela materna. La abuela que tengo idolatrada pero que nunca conocí. 

Dice mi madre (abu Isa) que si la abuela Elena me hubiera conocido se hubiera vuelto loca de amor, más si cabe, porque tener una nieta era algo que deseaba con mucha ilusión. Os confieso que aunque no haya tenido la suerte de disfrutarla en vida siempre la he tenido muy presente y la he sentido muy cerca. Mi madre nos ha hablado siempre y mucho de ella. Estoy segura que vela cada noche por mí.

Mi madre es hija única. Pasó su infancia estudiando en internados llevados por monjitas. Estudió Magisterio. Ha ejercido su profesión con total entrega a su trabajo. Su padre murió siendo ella muy pequeña y mi abuela al tiempo de nacer mi hermano Javier. Su vida no siempre ha sido fácil y es que para nosotros es una valiente, una luchadora, una madraza y una súperabuela. Es mi mejor maestra.

Creo que mi madre es la persona que más me ha marcado y marcará toda mi vida. Las madres tienen ese don. Admiro muchas cosas de ella pero lo que más destaco de ella es su bondad, su ALEGRÍA y su entrega a la familia. Es buena de corazón, honesta y muy sufrida. ¡Qué bien mantiene los cimientos de nuestra imperfecta familia! Cocina divinamente, canta como los ángeles y su letra es tan bonita que cualquier cosa que escribe tiene impronta. Ha estado conmigo en todos los momentos pero sobre todo en los más difíciles de mi vida. Es la persona que no falla. Es discreta, mucho, y como suegra según me cuentan es de diez!

Cuando voy a casa de mis padres me convierto de nuevo en niña. Entro en mi cuarto, vuelvo a mirar los álbunes de fotos… Es el lugar donde siempre quiero volver.

El reencuentro con mi madre, las etapas que tenemos los hijos,  ha sido cuando la he convertido en abuela. Y no puede ser mejor. Juega con mis hijos horas y horas sin cansarse (seguro que se cansa pero no se queja nada), colorea con Martina, juega a la Oca con Jorge, hacen puzzles sin que no hubiera fin… cuando mis hijos están con ella se que están en las mejores manos. Me ayuda mucho, muchísimo. Mis hijos tienen mucha suerte de tener los abuelos que la vida les ha regalado.

¡¡Gracias!! mamá por ser taaaan generosa conmigo. Por perdonarme mis defectos de hija. Gracias por querer tanto a mis hijos, a mi marido y a mi mundo. Mi vida no sería la misma si no te tuviese conmigo. Ahora yo también soy madre…¡Cuánto mejor te entiendo ahora! Jorge y yo elegimos el colegio de los mellizos cerca vuestro, sobre todo, para que Jorge y Martina puedan disfrutar de la suerte que es tener a sus mejores cómplices caminando de su mano.

Mamá  ¿Cuánto te quiero? todo y cada día más. Como diría Jorge a la luna y vuelta muchas veces. ¡Feliz día de la madre!”

Abu Isa y todas las madres ¡Gracias!

 

Un abrazo enorme a mis amigas Raquel, Vero, Esther y Elena. Os quiero mucho.

 

Día de la Madre

7 de Mayo de 2017

 

 

Deja un comentario

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR