Campeones

Hace unos días leía con mis hijos el Cuento: «De mayor quiero ser feliz» y en el prólogo viene escrito lo siguiente:

La felicidad NO es un destino. Ser feliz es una DECISIÓN. Es la suma de muchas decisiones diarias. Es la ACTITUD con la que hacemos el camino. Podemos decidir entre lamentarnos y/o culpar a otros o afrontar la dificultad.

El hábito de escoger la opción de afrontar los problemas se lo podemos inculcar a los niños desde bien pequeños.

Y entonces recuerdo a Jesús Vidal, ganador de un Goya al mejor actor revelación (se dice pronto).

Gracias Jesús Vidal por poner voz a tus padres y a todos los padres que son como los tuyos. A esos padres amorosos que asumen su responsabilidad bajo la manta del amor incondicional e infinito. A las familias que, unidas, siguen hacia adelante a pesar de las dificultades. Que quieren y se quieren.

Gracias Jesús Vidal por darnos, sin pretenderlo, una lección que marca un antes y un después en la inclusión, en la diversidad y, sobre todo, en la visibilidad de las capacidades diferentes. Has abierto los ojos y el corazón de todos cuantos te escuchamos. Nuestro corazón aún vibra.

Gracias Javier Fesser y todo tu equipo por hacer que toda esta revolución haya surgido por ti. ¡Menuda la que has liado! Para muchos representas a todas las personas que acompañan, trabajan y creen en que la diversidad es riqueza, la inclusión una oportunidad y la visibilidad de la discapacidad una necesidad.

 

Y entonces, llegó el día en que todos nos pusimos en pie para aplaudir, emocionados, en la gala de los Goya. Momento que quedará para la historia. ¡Enhorabuena Campeones!

 

Deja un comentario

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR