Todo lo que me enseñaron los niños

«Los niños me enseñaron todo. Me enseñaron a escuchar. Es contar con el otro»

José Antonio Fernández Bravo, Maestro

Rodearse de niños es una lección constante de vida. Es una oportunidad de aprendizaje continuo y desarrollo personal. Porque , a veces, «los adultos somos niños empobrecidos». Ser maestra es una profesión M A R A V I L L O S A. Ser  madre es un R E G A L O. Me siento muy afortunada.

Creo firmemente que nuestro crecimiento personal hace que seamos mejores personas; que la madurez es sinónimo a descubrimiento de la esencia de la Verdad. Que la complejidad de las cosas tiene un prisma sencillo cuando nos ponemos las gafas que necesitamos.

Y ese espejo en el que encontrarnos está reflejado en nuestros niños. En los niños de todo el mundo.

Por ese motivo, si tienes la gran suerte de tener a niños cerca aprovecha la oportunidad de aprender.  ¡Qué suertud@ eres! Tienen muchas respuestas para que puedas entender tus preguntas.

Recomendación: ¡FRENA! Baja las revoluciones y observa. Haz que fluya.

¡Dentro vídeo!

 

«Fundación BBVA. Aprendemos Juntos»

 

 

Deja un comentario

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR